El seguro del coche y los tipos de conductores

tipos de conductores

¿Hora de suscribir la póliza para el vehículo? Si estás ahora mismo enfrascado en esos trámites, verás que una de las preguntas obligadas es la de cuántas personas van a incluirse en el seguro. Hablamos de los diferentes tipos de conductores,  que se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Según el uso que vayan a hacer del vehículo.
  • La experiencia y el historial al volante.
  • El perfil de riesgo del conductor, que puede ser alto, medio o bajo.

En base a estos criterios, la empresa de seguros calculará el precio de la póliza que deberá pagar el asegurado.

Tipos de conductores

Es muy habitual que personas distintas conduzcan un mismo vehículo, sobre todo a nivel familiar. Lo más común es que los hijos conduzcan los coches de los padres porque se han sacado el carnet recientemente y todavía no tienen vehículo propio.

En la póliza del seguro aparecen los siguientes tipos de conductores:

Conductor habitual o principal

Es la persona que va a conducir el coche la mayoría de veces. Lo más normal es que sea el dueño del vehículo.

Aquellas personas que hayan tenido conductas poco adecuadas circulando y hayan sido penalizadas con multas pueden ver como el coste de su seguro aumenta. Por eso con el volante hay que tener una actitud intachable.

Conductor ocasional

También llamado segundo conductor. Es aquel que también usa el coche, aunque con menos frecuencia que el conductor habitual.

A mayor número de conductores habituales incluidos en el seguro, mayor será la prima de la póliza. Se entiende que, a más manos al volante, más posibilidades hay que de que el coche sufra un percance.

Conductor compartido

Esta figura se refiere a los que usan el coche de forma alterna. Pueden ser dos o más personas.

¿Qué ocurre con los conductores nóveles?

Aquellos que se han sacado recientemente el carnet merecen un apartado específico. Muchas compañías no aseguran a conductores menores de 25 o que se tienen el permiso menos de cinco años. ¿El motivo? Se les considera de alto riesgo por su poca experiencia al volante.

En este artículo explican la situación de estos conductores nóveles con respecto a los seguros.

¿Por qué hay que declarar a todos los conductores en la póliza?

Pues por una sencilla razón: si la persona al volante no está incluida en el seguro, la compañía puede negarse a cubrirla en caso de accidente. Aunque es verdad que no todas actúan de la misma forma y ofrecen alternativas para que no ocurran este tipo de situaciones.

Propietario del coche y tomador del seguro, ¿la misma persona?

Estas figuras no tienen por qué coincidir. El propietario es el titular del vehículo, y su nombre es el que aparece en el permiso de circulación del coche. Las responsabilidades en último lugar recaerán sobre esta persona.

El tomador es quien firma el contrato y paga las cuotas establecidas en la póliza del seguro. El conductor puede ser a la vez tomador y propietario del vehículo.

 

En definitiva, conocer los tipos de conductores es importante si vas a llevar un coche. Ante todo, antes de salir a la carretera, asegúrate de tenerlo todo en regla.

2019-02-19T10:55:22+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies