Gasóleo C: ¿Por qué elegirlo para tu calefacción?

El gasóleo C es vulgarmente conocido como gasóleo de calefacción. Su composición es muy parecida a los gasóleos A o B, diferenciándose en que posee niveles más altos de parafina y azufre principalmente, componente que mejora la combustión y confiere un mayor poder calorífico.

Debido también al mayor de porcentaje de parafina en su composición, el Gasóleo C tiene un grado de viscosidad mayor que otros gasóleos. Esta circunstancia es positiva para el engrase de las bombas de las calderas, ya que colabora a aumentar la vida útil de estas.

Habitualmente el precio del gasóleo C es algo inferior a otros gasóleos, esta circunstancia se debe a que en su elaboración el proceso de filtrado es menos exhaustivo que en el gasóleo de automoción y agrícola, disminuyendo su coste y también a que sufre una carga impositiva menor que el gasóleo de Automoción, al ser destinado al uso de calefacción.

Este menor filtrado es irrelevante para su cometido, ya que en Petro Alacant filtramos posteriormente dos veces el producto antes de llevarlo a su hogar.

domicilio4                 domicilio2

Ventajas del gasóleo de calefacción sobre otras alternativas

Disponer de una calefacción alimentada por gasóleo C ofrece una serie de ventajas sobre otras alternativas existentes:

En primer lugar no implica el pago de cuotas mensuales en concepto de gastos de servicio como el gas canalizado o la calefacción eléctrica. El importe íntegro de la factura es destinado a calentar, además cuando no es necesario encender la calefacción no se ocasiona ningún gasto.

Proporciona independencia y puede ser instalado en lugares aislados sin infraestructuras de suministro. Instalar calderas de gasoil es bastante sencillo y pueden emplazarse en la mayoría de los hogares. Basta una simple llamada para disponer de suministro, cuando y donde el cliente necesite, además de recibir la cantidad que considere oportuno.

El precio del gasóleo C suele ser más estable y tener mejor comportamiento que la electricidad y otros hidrocarburos y el coste de las calderas es bastante más bajo que otros sistemas de calefacción. Además puede almacenarse para su consumo futuro cuando se observan precios bajos.

domicilio1                     depositos3

Es un combustible muy seguro y estable. Disponiendo de una instalación adecuada es improbable sufrir ningún incidente, ya que este tipo de calefacción no funciona a temperaturas muy elevadas, minimizándose el riesgo de explosiones.

El rendimiento y comodidad de este tipo de calefacción es otra de sus ventajas. Según los instaladores y expertos en sistemas de calefacción, las calderas de gasoil tienen mayor durabilidad que otros sistemas de calefacción. Respecto a la comodidad de su uso, permiten encender y apagar el sistema de forma sencilla e incluso programar su funcionamiento de modo automático.

¿Lo pruebas?

2017-06-28T15:09:47+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies