Consejos para conducir bajo la lluvia

Conducir con lluvia a menudo nos trasmite sensaciones de inseguridad como un menor agarre, falta visibilidad, etc. Por eso desde Petro Alacant te queremos dar unos consejos para que conducir bajo la lluvia sea más seguro. Aunque siempre lo más recomendable es evitar conducir cuando las lluvias son intensas.

Cuando nos toca conducir con lluvia la visibilidad disminuye considerablemente, puede ser simplemente porque el cielo se vuelva más opaco o porque nuestros limpiaparabrisas no funcionan correctamente, por eso es importante mantenerlos en buenas condiciones. También reduce la visibilidad el agua que nos llega desde otros coches sobre todo de autobuses o camiones.

En el caso que nos toque conducir con lluvia es muy recomendable encender el alumbrado, este gesto en ciertas ocasiones se vuelve obligatorio. Es tan importante que tú veas como que el resto de coches te vean.

Debemos comprobar el reglaje de los faros y el envejecimiento de las lámparas y las ópticas. Otro de los factores que afecta a la visibilidad se produce cuando se nos empañan los cristales del vehículo por eso es importante que revisemos el sistema de climatización del coche.

Cuando conducimos bajo la lluvia también se produce una disminución del agarre de los neumáticos, esto es especialmente preocupante ya que puedes llegar a perder el control sobre el vehículo. Por esto debemos tener los neumáticos en perfecto estado, el dibujo tiene que tener una profundidad como mínimo de 1,6 a 2 milímetros, también debemos revisar la presión de las ruedas.

Aunque tengamos en cuenta todos estos puntos el consejo más importante es la precaución. Es especialmente importante mantener esta precaución cuando empieza a llover ya que el agua que comienza a caer se  mezcla con los residuos y el polvo que hay en la carretera formando una especie de barro que puede ser muy resbaladizo.

Otros consejos muy importantes para conducir bajo la lluvia son:

  • Moderar la velocidad.
  • Aumentar la distancia de frenado, en carreteras mojadas la distancia de frenado aumenta considerablemente. Tendrán que estar en buen estado los discos, las pastillas y el nivel de líquido de freno.
  • Evitar movimientos bruscos, una conducción suave es mucho más segura y eficiente.
  • Evita pisar la pintura blanca de la calzada ya que el agarre es inferior.
  • Cuidado con el aquaplaning, el aquaplaning es cuando lo neumáticos no pueden evacuar todo el agua que hay en la carretera, es importante que cuando veamos un charco no frenemos, simplemente reduciremos la velocidad levantando el pie del acelerador.
  • Los amortiguadores, unos amortiguadores en mal estado afectan a la estabilidad de vehículo, a la distancia de frenado y hace que sea más difícil mantener la trayectoria.
  • Sigue la huella del coche que circula delante de ti, ya que los neumáticos secan la calzada.
  • Extremar la precaución cuando adelantamos a otros vehículos, especialmente cuando adelantamos a aquellos de gran tonelaje.

A veces en la calzada también puede aparecer hielo por eso te recomendamos que no dejes de leer nuestro artículo sobre recomendaciones para conducir con hielo y nieve.

Para terminar queremos recordaros que no solo cuando os toque conducir con lluvia, sino siempre hay que extremar las precauciones al volante y mantener el coche en perfecto estado para conducir de manera más segura.

2017-06-28T15:02:37+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies